Carta del Presidente

Carta del Presidente

Munita__Maria_Jose-smallA comienzos de esta semana volví de Portugal, donde participé en la Conferencia Europea de Eneagrama de la IEA de este año. Antes de hablar sobre la conferencia misma, les tengo que compartir cuánto disfruté Lisboa; es una ciudad amable y vibrante, que hace que uno se quiera quedar ahí para siempre.

La conferencia fue un gran éxito, congregando personas de 26 países alrededor del mundo. Como suele suceder en estas conferencias regionales, el ambiente fue muy amigable y el espíritu de la comunidad floreció, muchos profesores participaron en las ponencias de otros con un espíritu de apertura al aprendizaje, y todo funcionó estupendamente debido al fantástico trabajo de organización del equipo de IEA Portugal.

La ponencia de cierre de Uranio Paes ha sido muy discutida y él realizó comentarios relevantes sobre los desafíos que la comunidad enfrenta hoy. Uno puede estar de acuerdo o no con estas ideas, pero mi esperanza (y la de Uranio también) es que estas ideas gatillen conversaciones fructíferas y nos ayuden a avanzar como comunidad.

Uranio habló sobre una idea que algunos miembros de la directiva de la IEA tuvieron en algún momento: organizar un simposio donde líderes de pensamiento de la comunidad pudiesen discutir sobre la teoría del Eneagrama y llegar a un consenso sobre conceptos fundamentales. Hoy, la directiva de la IEA no cree que ese sea nuestro rol, o que sea lo que la comunidad necesita. El Eneagrama de la personalidad es un cuerpo de conocimiento joven, que aun necesita crecer y madurar. Pero para que eso suceda, debemos ser capaces de discutir las cosas de manera productiva; compartiendo insights de forma efectiva, desafiando nuestras ideas y las de otros, con respeto y apertura de mente.

Mi preocupación, sin embargo, es que no siempre sabemos cómo tener estos debates; caemos en diferentes trampas que hacen que algunas conversaciones se vuelvan estériles. Otra consecuencia es que muchas personas no quieren participar en las discusiones sobre ideas del Eneagrama, ya que el tono y la forma de esas conversaciones no son muy inspiradores.

¿Qué podemos hacer entonces? Creo que debemos aprender a tener mejores discusiones sobre la teoría del Eneagrama, y aquí hay algunas ideas sobre cómo empezar. No es una lista completa, pero puede ser un comienzo.

  1. Si vas a compartir una idea, compártela.

•           Se claro acerca de la naturaleza de la idea; ¿se trata simplemente de un pensamiento que surgió en base a una sola observación? ¿Se basa en muchas observaciones en el tiempo de otras personas aparte de ti mismo?, ¿Es una especulación basada en el conocimiento previo que tienes? Es importante señalar estas cosas al principio, para que así la discusión pueda realizarse en el nivel adecuado.

•           Proporciona evidencia que apoye tu idea; detalles acerca de tu observación, la documentación utilizada para crear la idea, etc.  Si no puedes explicarlo, ¡no lo compartas! He visto casos en los que personas dicen: “por supuesto que no lo entiendes, no sabes mi modelo” o “no te lo puedo explicar…” Bueno, tal vez esas conversaciones no pueden tener lugar en ese foro en particular, y necesiten esperar. Pero no esperen que la gente tenga fe ciega en sus ideas, si no pueden o no están dispuestos a articularla con mayor claridad.

2.    Si quieres discutir ideas, discute sobre ideas, no sobre personas.

•           Muchas veces descartamos una idea porque la persona que la está apoyando no es competente (a nuestros ojos), o porque la persona es de un cierto tipo del Eneagrama! Eso es un abuso del modelo.

•           Muchas veces tomamos una idea como verdadera por la razón contraria -porque proviene de una autoridad en el campo. Si alguien se atreve a desafiar esas ideas/personas, algunos piensan que es porque deben estar buscando atención o tienen alguna otra agenda secreta. Lo interesante es que he sido testigo de cómo esas autoridades han ido cambiando de opinión sobre las cosas, creando una teoría más rica y robusta. Por lo general, son algunos de sus discípulos los que no están dispuestos a desafiar las viejas anteriores.

3.    Si quieres identificar el tipo de personalidad de otros, ten en cuenta que es tu opinión personal y especulativa, no es la verdad

•           Mucho se ha dicho sobre identificar la tipología de celebridades y figuras públicas, pero me gustaría reforzar algunos puntos aquí. Aunque es un ejercicio útil, que nos ayuda a verbalizar nuestras ideas y compararlas con las de los demás mirando un objeto común (esperando que exista un aprendizaje en el proceso), esto es sólo un ejercicio. No podemos pretender conocer el tipo de nadie más, porque nosotros no tenemos acceso a toda su vida (sus experiencias internas y externas).

•           Cuando estamos trabajando con otros, tener una hipótesis acerca de su eneatipo es muy útil, pero no debemos forzarlos a tomar nuestro punto de vista como su verdad. He visto a demasiadas personas que dicen “mi profesor me  dijo que soy un tipo x”. Eso simplemente no es útil para ellos, y podría conducir a tomar cursos de acción equivocados si la evaluación es incorrecta. Los principios éticos de la IEA dicen: “El Eneagrama tiene profundos efectos en las personas. Es más efectiva cuando permitimos a otros a descubrir su tipo, en lugar de asumir que los conocemos mejor que ellos mismos. ”

•           Al interactuar con otros profesionales o entusiastas del Eneagrama nunca les digamos que tienen su tipo equivocado – ya sea durante una conversación o, simplemente, cuando sentimos la necesidad de decirles lo que pensamos sobre cuál es su eneatipo (sí, sucede…). Esto puede sentirse como muy agresivo y arrogante para la persona que escucha, incluso si nuestra intención es noble. Lo que podríamos hacer es compartir lo que vemos en su comportamiento que se parece a otro tipo; y estar abiertos a escuchar la opinión de la persona. Incluso en esto hay que andar con cuidado y pedir permiso a la otra persona para compartir lo que pensamos.

Los principios rectores de estas conversaciones deben ser el respeto y la apertura de mente.

Pero cómo cada persona muestra el respeto podría ser diferente. ¿Es sólo una cuestión de dejar que todos digan lo que quieran, sin cuestionar las ideas? ¿O es eso en realidad otro nombre para la indiferencia?

Me gustaría invitar a la comunidad a mostrar respeto prestando atención a las ideas de otros, pidiendo más información, desafiando las premisas y las conclusiones, y dando retroalimentación sobre la base de argumentos sólidos (no sólo tincadas).

¿Qué tan abiertos de mente deberíamos estar? Lo suficiente como para poder desafiar nuestras ideas previas e incorporar otras nuevas cuando haya suficiente evidencia para justificar hacerlo.

Espero que esto les de un poco para el pensar. Mi propósito es que más de nosotros nos involucremos en conversaciones que lleven a la comunidad a un nuevo nivel, para que el Eneagrama pueda seguir creciendo y madurando.

Sinceramente,

Maria Jose Munita

Presidente, Junta Directiva IEA

 

 

Sorry, comments are closed for this post.

Skip to toolbar